El-marketing-y-el-servicio-al-cliente.-¿Como-se-relacionan.jpg

El marketing y el servicio al cliente. ¿Cómo se relacionan?

Es común que el departamento de servicio de marketing y el servicio al cliente estén diferenciados. Sin embargo,  muchas empresas se han dado cuenta que el servicio al cliente y el marketing son dos aspectos que van de la mano y que cuando se coordinan eficazmente ofrecen excelentes resultados.

¿Por qué deben funcionar juntos el marketing y el servicio al cliente?

En la actualidad es muy importante que las empresas actualicen sus políticas y que el trabajo de marketing y de servicio al cliente, funcionen de manera conjunta. La razón principal es que cada departamento puede facilitar el trabajo del otro y de ese modo alcanzar los objetivos más rápidamente.

Cuando tu empresa o negocio inculca el valor del servicio al cliente y hace que un servicio  de calidad sea una prioridad sobre otras metas, todos los departamentos ganan y la empresa como un todo tiene éxito. Esto significa además que los clientes en cualquier etapa del proceso de compra, deben recibir un excelente servicio  ya que una mala experiencia en un departamento puede significar la pérdida de clientes.

Servicio al cliente vs Retención

Con un excelente servicio al cliente contribuyes a la retención de los compradores, que son los mismos en los que el marketing de tu empresa ha invertido para obtenerlos. Invertir parte de tu presupuesto en el servicio a clientes resulta fidelizar a los ya existentes, lo cual suele resultar mucho menos costoso que conseguir nuevos compradores.

Respuesta rápida a la solución de problemas

Aunque puede parecer lo contrario, un cliente que tiene un problema puede ser la mejor oportunidad para ofrecer un excelente servicio al cliente y hacerlo más feliz que nunca. Cuando esos problemas se atienden y se resuelven rápidamente, los consumidores realmente experimentan un mayor nivel de satisfacción.

Esos clientes se quedan con la impresión de que tu empresa se preocupa lo suficiente como para ayudarles a encontrar una solución a sus problemas. Un aspecto importante es que las empresas capaciten a sus empleados para que sean capaces de encontrar soluciones a los problemas que tienen los compradores.

Lo importante en todo caso es entender que el desarrollo de una cultura empresarial que hace hincapié en el servicio al cliente y combina los esfuerzos con el departamento de marketing, permite que toda la empresa en su conjunto se vuelva más fuerte. Esto al final repercute directamente en una satisfacción total de los clientes.