El-ABC-para-el-principiante-en-marketing.jpg

El ABC para el principiante en marketing

Antes de entrar en el tema de los consejos de marketing para principiantes, deberíamos comprender qué es el marketing y por qué no hemos de confundirlo con publicidad.

Si buscamos una definición en su sentido más estricto, la RAE nos conduce directamente al concepto de “Mercadotecnia” y lo define como: “Conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda.”

Cuando terminamos de leer esta definición con tan “poco espíritu”, nos quedamos prácticamente igual que antes. En este momento te imaginamos alzándote de hombros y realizando tu siguiente pregunta:
Vale, pero… ¿qué es el marketing?

Lo primero que deberías saber es que, si bien existe una relación entre marketing y publicidad, se trata de dos prácticas claramente diferenciadas.

El marketing es un concepto mucho más amplio que el de la publicidad, e incluye todas aquellas estrategias que se te puedan ocurrir para aumentar tus ventas y satisfacer las demandas de tus clientes.

La publicidad, en cambio, es una estrategia de marketing encaminada a dar a conocer tu producto o servicio a través de diferentes medios, incluso el boca a boca.

Lo cierto es que existen cientos (sino miles) de definiciones que intentan explicar el concepto de marketing. Pero de momento te bastará con saber que si tienes un negocio, necesitas del marketing para que te conozcan, para atraer nuevos clientes y para fidelizar los que ya tienes.

Si aún estás en los inicios y no puedes contratar un profesional, los siguientes consejos básicos contribuirán a abrirte, de par en par, las puertas del mundo del marketing digital.
A. Define tu objetivo principal

Tu primera pregunta al iniciar un plan de marketing debería ser: ¿Qué objetivo quiero lograr?

Posiblemente creas que te es imposible definir todos los objetivos que tienes en mente, sin embargo, puedes y debes hacerlo para enfocar tus esfuerzos. Un buen plan de marketing no debería tener más que un objetivo principal y dos objetivos secundarios.

Imaginemos que tienes una tienda de ropa para bebé y quieres elaborar un plan que te lleve a vender 200 baberos, en la ciudad de Barcelona, en un periodo de 6 meses. Así de real y de medible debe ser tu objetivo principal.

Los objetivos secundarios serán aquellos que te permitirán alcanzar el objetivo principal. Por ejemplo: mejorar el tráfico orgánico proveniente de las SERPs y aumentar el porcentaje de conversión en un 3% para este año. Recuerda, no más de dos objetivos secundarios, claros y medibles.

B. Describe tu buyer persona

El “buyer persona”, también conocido como “target”, es el público objetivo al que dirigirás tus esfuerzos. Si no tienes claro a quién quieres venderle, difícilmente podrás venderle nada.

En el caso de los baberos, tu buyer persona, podría ser una futura mamá.

En tu plan de marketing, tendrás que redactar con claridad qué características ha de tener tu buyer persona: edad, sexo, lugar geográfico y nivel económico. Una vez tengas claro a quién te diriges, empatizarás con ese tipo de cliente potencial y serás capaz de enviarle un mensaje efectivo que se traduzca en ventas.

Un buen truco es hacer de tu buyer persona un personaje imaginario y describirlo lo más detalladamente posible. Por ejemplo:

Julieta tiene 25 años, vive en Barcelona y está embarazada de 7 meses. Es de clase media, le gusta hacer deporte y visitar centros comerciales.

Si defines bien a tus “Julietas”, te será mucho más sencillo hallar la clave para venderles tus baberos.
C. Analiza tu competencia

Tienes el objetivo claro y un perfil de tu buyer persona y… ¿crees que ya está?

¡De ninguna manera! Aún te falta mucho camino por recorrer para poder hacer realidad tu sueño y, parte de tu desafío será conocer a tu competencia y en lo posible, mejor de lo que te conoces a ti mismo.

Dependiendo del perfil de tu empresa, vas a tener que poner tu atención en diferentes variables. Entre ellas, es fundamental que identifiques las palabras clave con las que tu competencia posiciona en las SERPs, para trabajarlas a tu favor.

El tema del marketing es complejo y apasionante. Existe una variedad de herramientas inmensa de las que puedes valerte para alcanzar tus objetivos. Con lo expuesto hasta aquí, ya tienes la punta del iceberg para comenzar a investigar por tu cuenta.
¿Tienes algún consejo que ayude a principiantes en marketing? ¡déjalo en los comentarios! Estaremos encantados de leerte.