Storytelling.jpg

Storytelling: Contando historias para llegar al cliente

Storytelling

El Storytelling no es más que explicar una historia que incluye la presentación de un conflicto. Su desarrollo y su solución, como en toda trama narrativa, aunque de manera simplificada y que no conlleve mucha extensión de los hechos ya que no estamos escribiendo un cuento o una novela. Contar historias es una gran manera de llegar a nuestros clientes en las redes sociales.  

En Marketing es una herramienta muy eficaz para llegar al cliente, ya que contando historias en redes sociales podemos lograr que el potencial consumidor se sienta reflejado. a la vez que comprenda desde un sitio netamente fuera de lo comercial un beneficio que no esperaba encontrar en un producto o servicio.

La gestión de redes sociales en Barcelona cada vez implica más esta forma de comunicar, ya que explicar historias es la mejor forma de persuadir, convencer, e involucrar a la gente que lo lee o escucha. Lo que se busca es humanizar la marca, el producto o el servicio, para conseguir una mayor identificación del público con la empresa.

El uso del Storylitelling debe realizarse en los momentos oportunos y no debemos abusar de él, no queremos perder credibilidad. No lo utilizaremos en todo lo que necesitemos explicar o dar a conocer. Es una herramienta más que podemos sumar al discurso institucional o corporativo.

¿Qué tipo de historias debemos contar como Storytelling?

Historias de éxito y superación, historias que transmitan valores humanos; que toquen la fibra emocional y sensible de las personas que lo leen o escuchan, que motiven al cambio y al avance; historias que lleven a nuestros lectores a reflexionar o que contengan un aprendizaje o moraleja. Todas son buenas opciones para utilizar el Storytelling.

Evitar todo lo que pueda jugarnos en contra, hay tres aspectos muy importantes que no deben aparecer en nuestro relato:

  • Debemos no hacer ningún tipo de relación comercial con el producto, marca o servicio, la idea no es vender (de forma directa).
  • No perder el foco principal del discurso, nuestro potencial cliente es lo más importante, no la marca, producto o servicio.
  • No debemos ser insensibles.

Trasladarlo a redes sociales

La mejor forma de trasladar estas ideas en redes sociales es a través de textos con imágenes y videos con buena música. Un ejemplo: una aerolínea transmite a través de sus plataformas digitales, coincidiendo con la Navidad, el mensaje de la importancia de estar unidos y compartir con los que más queremos esta época tan importante del año para estar en familia. Qué más emocionante que el encuentro.

  • El conflicto: estamos lejos
  • El desarrollo: estamos tristes pero tenemos opciones y podemos elegir
  • La solución: viajamos para ver a nuestros seres queridos.

Sin plantearlo directamente (sin utilizar un discurso comercial) están logrando en muchas personas que extrañan a sus  seres queridos  – en la distancia-; que se planteen una vez más la idea de viajar. Aunque sólo sea por unos días. La empresa consigue explicando una historia que surjan (o se refuercen) las ganas de coger un avión para ese “final feliz” que supone el reencuentro.  Una forma muy efectiva de comunicar y tocar “la fibra” del cliente.